En entrevista el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor Rafael Montero Romero puntualizó que el 86 por ciento de las motos que reparten masa y tortilla han sido puestos en regla, esto como una petición de los lideres de esta industria.

Destacó que ahora la mayoría de los repartidores cuentan con una caja soldada y el precio del producto pegada en ella para garantizar la calidad del producto, además de que se esta respetando el precio que se tiene estipulado y con ello evitar abusos.

Dijo que quienes no cuenten con estos dos requisitos obligatorios no están debidamente regulados por lo que el producto podría ser de dudosa procedencia por lo que la ciudadanía debe de estar muy pendiente de estas medidas.

Señaló que no se sancionó a ni una empresa de la masa y de la tortilla porque no se buscaba dañar la economía ni de los dueños, ni a los trabajadores por lo que se les exhorto a seguir los lineamientos de los convenios que están firmados como el aumento del producto.

También podría interesarte  Aún sin cuantificar daños en el Baluarte

Montero  declaró que quien se tope con algún moto repartidor que no acate los lineamientos de las autoridades que denuncien y no consuman el producto porque solo así se lograra tener un control y quienes tienen establecidos sus negocios no se verán afectados con la venta desleal.

Roxana Vázquez Campos
redacción@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo