Con el mensaje de que en Navidad se debe de recordar que Jesús vino a la Tierra para salvar a la humanidad, el padre Ricardo Coll, padre del Monasterio de Casa Betania de Uayamón, celebró una misa en las oficinas de EL EXPRESO, también para pedir por cada una de las personas que labora en este medio de comunicación.

En presencia de directivos, administrativos, editores y reporteros de EL EXPRESO, el presbítero indicó el mensaje de la Navidad es que Jesús dejó el cielo para bajar a la Tierra y salvarnos del pecado.

“Jesús vino a salvarnos para llevarnos a la casa del Padre, por eso se hizo hombre, murió en la cruz, para rescatarnos de las llamas del infierno, para rescatarnos del pecado, del poder del enemigo”, abundó.

“Todo el mundo necesita del Salvador. En la Navidad, todos ponemos luces en todas partes, iluminan el pesebre, las calles, las casas, los negocios y a veces uno no sabe qué se festeja. En realidad se ha perdido el sentido del concepto mismo que tiene la Navidad”, añadió.

Además, recordó que este 28 de diciembre se conmemoran a los Santos Inocentes, esto porque los primeros mártires fueron los niños quienes dieron su vida por Jesús, mencionando que se deben de evitar hacer bromas de mal gusto en estas fechas.

También podría interesarte  Ofician una misa en las oficinas de El Expreso

“Hoy en el mundo, muchos se hacen bromas unos a otros. Es un día que actualmente se usa para realizar bromas pero no debe de ser así pues para los cristianos es un día hermoso porque hay que recordar a aquellos que dieron testimonio de Jesús con su vida, que son los niños inocentes”, externó.

Al término de la misa, el padre recorrió las instalaciones de EL EXPRESO, donde rezó y arrojó agua bendita, para luego convivir con los directivos de esta empresa y los empleados de este rotativo.

Gilberto Ávila
redaccion@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo