El dictamen del Instituto Nacional de Antropología e Historia sobre la calle 59 de que funcione como corredor turístico y comercial fue que tienen que realizar modificaciones leves los empresarios a sus negocios, declaró el director de Desarrollo Económico Turístico y Competitividad del ayuntamiento de Campeche, Roberto Cuevas Noriega.

En entrevista con el funcionario municipal dijo que el dictamen del INAH dio como resultado que tiene que realizar modificaciones al negocio como de limpieza de banquetas

para no obstaculizar la acera, solo utilizar el arroyo vehicular para instalar mesas, reducir el volumen del ruido y los horario de recolecta de basura.

Agregó que el mobiliario se mantendrá aunque algunos tendrán pequeñas modificaciones por las restricciones que puso el INAH, pero la mayoría mantendrá su autonomía en cuanto a la imagen.

Entre las modificaciones es la altura de algunos inmobiliarios y que las sombrillas tienen que ser homologas o hasta cierto horario para que sean retiradas y no obstaculicen la visualización.

También podría interesarte  Jackson se dice listo para ir al Congreso

Cuevas Noriega dijo que el empresario tiene conocimiento de que su objetivo. Esperan que se pueda cerrar toda la calle 59.

Deben de conservar y tener sobre la calle 59, pero igual se le han impuesto multas por el ruido y desperdicio de agua.

Mencionó que la calle 59 ya se volvió un punto de visita para los guías de turistas para empezar su recorrido por la ciudad, por ello se mantendrá como esta para beneficios de los empresarios y turista.

 

Wilmer Delgado Rojas 
redaccion@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo