Ante las quejas por parte de los ciudadanos por el aumento  en el costo del servicio de agua potable, el secretario general del Ayuntamiento de Campeche, Jesús Quiñones Loeza aseguró que el incremento del agua potable fue responsable precisamente para evitar daños a los bolsillos de los usuarios.

En entrevista el funcionario municipal declaró que la junta de gobierno tomo la decisión de este incremente y que oscila de 11 a 20 pesos al mes por lo que no fue un incremento sustancial.

Aseguró que Campeche es uno de los estados con menor cobro en las tarifas de agua potable por lo que era necesario tomar esta decisión, siempre y cuando no se dañara la economía de las familias campechanas.

Puntualizó que el costo para llevar el servicio de agua potable a los hogares campechanos es muy caro siendo este el motivo principal también del aumento de los costos en el servicio de agua.

“Se hicieron varios planteamientos de tal forma que no se dañara a los campechanos por la difícil situación económica por la que atraviesa no solo el estado si no todo el país”, subrayo.

También podría interesarte  Manuel Bonilla rendirá su informe el viernes

Quiñones Loeza también dijo que este aumento se dio a conocer desde que se tomo la decisión de aplicarlo, por lo que desconoció por completo que existieran inconformidades por parte de los usuarios.

Manifestó que el caso del impuesto predial, no se dio ni un aumento pues esa fue la decisión de los legisladores locales, pero hay algunos casos donde pudiera cobrarse de mas debido a que se esta cobrando construcciones nuevas en casa que antes cobraban menos.

“El cobro adicional es por construcciones nuevas en alguna casa, desde que inicio la administración de Edgar Hernández Hernández no se ha dado ni un incremento en los impuestos”, finalizó.

Roxana Vázquez Campos
redacción@multimedioscampeche.com