Las gasolineras de la ciudad reportan ‘normal’ afluencia de automovilistas para comprar combustible luego de los aumentos de inicios de año, aunque los ciudadanos optan por pagar la misma cantidad que acostumbraban, pese a que se llevan menos producto.

En un ondeo realizado por EL EXPRESO en diversas estaciones de servicio, los despachadores confirmaron que el enojo de los automovilsitas sigue estando latente, pero señalaron que los mismos conductores reconocen que no les queda de otra más que pagar por el precio que se exige, aunque cada vez se lleven menos producto.

Algunos trabajadores comentaron a este rotativo que muchos rellenan o solamente piden determinada cantidad, ya sea desde 50, 100, 200 y hasta 400 pesos, dependiendo del tipo de vehículo.

Expresaron que entre los comentarios que han escuchado decir de los clientes “pues no nos queda de otra que venir a echar gasolina, ni modos que no funcionemos si es nuestro transporte para movernos durante el día en la ciudad”.

También podría interesarte  Castigan a violador… 10 años después

Un despachador de gasolina comentó que no ha bajado la afluencia de la gente a las gasolineras, ya que a pesar que se le haya incrementado el precio siempre tiene que llegar a comprar pues no les queda de otra que seguirlo haciendo.

Sin embargo, dijeron que los campechanos no ajustaron su gasto de combustibles a los nuevos precios, es decir, no le ponen a sus vehículos la misma cantidad, sino el mismo monto que solían pagar previo a las alzas, lo que significa que pagan lo mismo pero se llevan menos combustible y realizan un uso más racional, evitando lo menos posible el uso de aires acondicionados y dejando el vehículo en casa para realizar actividades a distancias cortas.

Wilmer Delgado Rojas
redacción@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo