Pérdidas superiores a un millón 400 mil pesos habría sufrido el Bodega Aurrerá de la avenida Gobernadores tan sólo en su departamente de juguetería, a lo que habría que sumar daños en otras áreas y en las demás tiendas departamentales tras los cirres totales o parciales del pasado jueves 5 de enero, cuando se dieron intentos de saqueo y vandalismo en la capital campechana.

Hay que recordar que el pasado jueves, los supermercados de la capital campechana y de Ciudad del Carmen fueron víctimas de delincuentes que, bajo el pretexto de protestar contra las alzas en los combustibles, aquí intentaron vandalizarlas cadenas comerciales y en la Isla logran saquear algunos negocios, muchos de los cuales fueron detenidos por elementos de la PEP.

Ante ello, la mayoría de los negocios optó por cerrar sus puertas, algunos en forma total por la amenaza latente, otros en forma parcial, pero en ambos casos los clientes potenciales fueron disuadidos de acudir a realizar sus compras, en la víspera del Día de Reyes, por temor a posibles agresiones.

En todos ellos se reportaron pérdidas económicas, aunque no necesariamente por lo robado, sino sobre todo por lo que no logaron vender en un día de altas expectativas de venta, sobre todo en juguetería.

Uno de los más afectados fue el Bodega Aurrerá ubicado en la avenida Gobernadores, de esta ciudad, que siempre coloca su ‘Juguetilandia’ para esta temporada en forma externa a la tienda, pero que ambas tuvieron que cerrar. En ese sitio fueron detenidas al menos 15 personas que intentaron vandalizarla.

También podría interesarte  Destinarán más de 11 millones de pesos en apoyos sociales a jóvenes

Bodega acostumbra la víspera de Día de Reyes cerrar a altas horas de la noche, e incluso deja abierta su ‘Juguetilandia’ durante la noche. Esta vez no pudo hacerlo, y a las pérdidas en juguetes su sumaron también las de la Rosca de Reyes y productos en general.

Según empleados de esa cadena comercial, para este año se tenía programada una meta de venta de un millón 800 mil pesos tan sólo en el área de juguetería para el 5 de enero, pero el cierre, primero parcial, y luego total de la tienda solamente permitió vender un total de 435 mil pesos.

El saldo, de poco menos de un millón 400 mil pesos, tendrá, en lo que se pueda, que ser devuelto a los proveedores, mientras que una gran cantidad cacerá en liquidación ante la imposibilidad de devoluciones y la dificultad para vender ese tipo de productos.

Wilmer Delgado Rojas
wdelgado@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo