Destacando que el Miércoles de Ceniza no sólo sirve para hacer ayuno, sino para realizar más oraciones y ayudar a los más necesitados, el Obispo de Campeche Francisco González González indicó que con la tradicional cruz de ceniza arranca hoy la Cuaresma.

En entrevista con el jerarca de la Iglesia de Campeche, señaló que la Cuaresma es un periodo bonito para rehacernos, para reunificar lo que esté un poco disperso en nuestra vida, por eso son tradicional en la iglesia los ejercicios espirituales. Hay poco más de dedicación a la oración, introspección de la vida y el arrepentimiento de nuestros pecados.

Añadió que igual a la obra de caridad, simbólicamente el evangelio habla de dar más “limones”, es decir, de qué manera tener más en cuenta al prójimo para compartir los dones que Dios nos ha dado.

Por ello se recomienda el ayuno, el cual no significa privarse de un alimento sino privarse de algo que gusta para compartirlo con alguien que está más necesitado, ya que el compartir se encuentra la mayor alegría.

También podría interesarte  Excusan a alborotador detenido tras bloqueo

“La Cuaresma es un buen momento de incrementar la oración pues en la vida cotidiana tenemos poco tiempo con Dios, dejar más espacio para la oración particular, familiar y comunitaria”, dio a conocer González González.

Indicó también que es un buen momento para nosotros mismos, para dominar los apetitos, el carácter, los enojos, malos sentimientos y todo lo que nos impide relacionarnos bien con los demás.

Wilmer Delgado Rojas
redacción@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo