El presidente de la empresa Murallas de Campeche, Eraclio Soberanis Sosa, dio a conocer que cada dos años el Instituto Estatal de Transporte debería de realizar un estudio sobre el transporte público para determinar si se debe o no modificar la tarifa actual, ya que las empresas no pueden pagar este estudio y por esta razón no se puede justificar el aumento a las tarifas.

El líder transportista enfatizó que el compromiso del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas fue buscar cómo realizar programas y convenios que beneficien a los transportistas ante los aumentos al precio de los combustibles, pero el sector necesita buscar la manera de mejorar sobre todo las unidades ante las carencias que presentan.

Ante ello puntualizó que si se hace el estudio se justificaría un incremento a la tarifa por lo que mejorarían las  condiciones del servicio, situación que se determinaría con convenios, así como intervenciones ante el gobierno federal y la propia paraestatal Pemex para que tome en cuenta al sector transportista, dándole un precio preferencial como se le hace a otros sectores.

También podría interesarte  Disminuye abigeato un 55%: fiscal general

Al mismo tiempo señaló que un aumento no aliviaría su situación y citó como ejemplo el costo de un autobús, que dijo es de 1.5 millones de pesos con enganche de entre 20 a 30 por ciento, y el resto a pagar de manera mensual.

Soberanis Sosa destacó que la gente con menos recursos  son los que mas necesitan el servicio por lo que no se puede subir la tarifa nada mas por que si, por ello se esta insistiendo en el estudio para mejorar todo el sistema. Dijo que dicho estudio podría hacerlo la Universidad Autónoma de Campeche y eso bajaría costos aunque de todos modos son varios miles de pesos los que se requieren.

Roxana Vázquez Campos
redacción@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo/Ilustrativa