El Juez de Control David Bacab Heredia fijó la medida cautelar al ex secretario de Salud a quien vinculó a proceso por uso indebido de documentos.

En la audiencia que se llevó a cabo en la sala Revolución del Poder Judicial del Estado, dentro del expediente 174/16-17/JC el Juez escuchó la declaración de un testigo solicitado por la defensa.

En este caso fue el director de Servicio Periciales de la Fiscalía General del Estado, Edgar Iván Pérez quien fue interrogado por la defensa del imputado quien lo cuestionó sobre la firma hecha por el ex Secretario de Salud.

La defensa cuestionó al especialista en grafoscopia y documentoscopia si su estado de animo podría cambiar la firma de una persona podría influir para hacer su firma.

El también perito en criminología no contestó al cuestionamiento, sin embargo cayó en contradicciones al decir que las ondas que envía el cerebro son un factor determinante para la firma de una persona.

De igual manera reconoció que una persona no puede firmar igual en dos ocasiones, pues ante esto se podría sospechar de la falsificación en la rubrica.

En todo momento el Ministerio Público trató de impedir los cuestionamientos hechos por la defensa.

Al momento de interrogar la Fiscalía solo preguntó sobre el trabajo y el método por el cual se realizó el peritaje de la supuesta firma falsa.

Después de la declaración del testigo, el Ministerio Público pidió la vinculación a proceso del imputado.

Como datos de prueba dio los justificantes entregados por la defensa del imputado el pasado 25 de febrero correspondiente a otra carpeta de investigación.

Además de la denuncia presentada por el apoderado del Indesalud, Félix Selem Villanueva el pasado cinco de marzo.

Por su parte la defensa trató de echar abajo los argumentos de la Fiscalía al señalar que la denuncia penal se realizó después de las investigaciones hechas por el Ministerio Público y no al contrario. Y si se había encontrado un delito al momento de revisar los documentos entregados por la defensa se debió de haber ventilado en el mismo expediente y no iniciar otra carpeta de investigación.

El abogado de la defensa señaló las impresiones en la declaración del perito y acusó al Ministerio Público de manipulación de datos, obrar de mala fe, ser desleal y actuar de manera inconstitucional.

Al escuchar los argumentos de ambas parte, el Juez de Control tomó los argumentos de la Fiscalía para vincular a proceso al ex secretario.

También podría interesarte  Medicinas contra el virus zika son suficientes: IMSS

Al solicitar la medida cautelar el Ministerio Público pidió al Juez prisión preventiva de un año basándose en los argumentos.

La Fiscalía argumentó que el imputado estaba bajo dos procesos penales, el temor de sustraerse de la acción de la justicia y el no presentarse a la audiencia del 25 de febrero, de igual manera acusaron al imputado de destruir documentos oficiales, además de las amenazas que ha sufrido en su contra el apoderado legal de Indesalud.

Al momento de debatir la medida cautelar la defensa consideró como excesivo el año de prisión preventiva.

Pues explicó que habían otras medida cautelares sin privarlo de la libertad e incluso se hizo alusión a los dos amparos ganados en la Justicia Federal que desecharon la prisión preventiva por delitos de mayor envergadura que el uso de indebido de documentos.

Por las amenazas del apoderado legal, la defensa dijo que él solo era un representante de la víctima.

Y que el acusado no se extraería de la justicia pues prueba de ello el día de se aseguramiento se encontraba dentro de su domicilio.

En la audiencia el ex funcionario pidió la palabra para decir “soy una persona sin antecedentes previos, estuve nueve meses y dos semanas en prisión, se me otorgó el amparo y al salir de prisión presente incapacidad por estrés postraumático, no puedo dormir porque sufro de gastritis, no puedo irme por compromisos de trabajo, el lunes trabaje en el Issste y en el Hospital General estoy esperando mi reinserción, tengo 24 años de servicios en ambas instituciones, soy el único sustento de mi familia y por ello me urge regresar a trabajar”.

El Juez fijó tres meses al imputado, en respuesta el abogado de la defensa dijo que en ese tiempo la autoridad federal les otorgaría un amparo para dejar en libertad al ex funcionario federal.

Una vez concluida la audiencia el público que acudió comenzó a gritar ¡justicia queremos que se haga justicia!, al ver que se iba la camioneta de la Secretaria de Seguridad Pública con el imputado.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo/Ilustrativa