Cientos de feligreses marcharon por la vida el día de ayer por el malecón hasta llegar a la Santa Iglesia Catedral de Campeche donde finalizó con una misa oficiada por el Obispo de Campeche, José Francisco González González.

En punto de las seis de la tarde los religiosos se concentraron en la iglesia de San Francisco en donde antes de empezar la marcha el jerarca de la Iglesia ofreció un ramo floral al monumento de la vida para luego caminar hasta el monumento de las Tres Cultura, tomar el malecón hasta la glorieta Pedro Sainz de Baranda para luego entrar al Centro por la calle 8 hasta la catedral donde se ofreció una misa.

Personas de todas las edades niños, jóvenes, adultos y de la tercera edad participaron externando con globos y mantas, canticos y oraciones ‘Viva la vida, viva Jesús’.

Posterior de la marcha, se realizó la misa en el atrio de la Catedral por el Obispo en la cual señaló que celebraron la vida que inicia en el seno de la virgen María, la vida plena que es Jesucristo.

Ante los feligreses, dijo que la vida inicia desde la concepción y que existe un encuentro real y verdadero entre la madre y el hijo desde su vientre y por ello la madre con grande gozo espera al hijo que junto con su padre cuidarán toda su vida.

También podría interesarte  Reincide policía prepotente

Agregó que la vida no siempre ha sido respetada, bien recibida, a veces viene directamente amenazada por razones diversas como odio, envidia y razones de poder.

“El odio fratricida a veces se ciega por hambre de poder o de dinero, pero Jesús también sufre, pero sabe que la vida está en los brazos de Dios su padre”, expuso González González.

Finalmente, el Obispo comentó que este se celebraba la vida en el misterio de la encarnación del Divino Verbo, ante lo cual encomendó a todos los que están en riesgo de vida por alguna circunstancia para que Dios le conceda vivir la vida y sea en plenitud en medio de todo lo que se ha presentado en la actualidad.

Wilmer Delgado Rojas
redaccion@multimedioscampeche.com