Por segundo día consecutivo, decenas de trabajadores protestaron en las oficinas de la Unidad de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Campeche, aunque más bien parecía una verbena popular que un “paro laboral”, a lo cual los campechanos fueron los mayormente afectados, debido a que se dejo de prestar un servicio que brinda el Ayuntamiento de Campeche a los ciudadanos.

Cabe recordar que en horas del mediodía del pasado lunes, Manuel Bonilla y un pequeño grupo de sindicalizados se manifestaron en las oficinas de la Subdirección de Alumbrado Público, esto para exigir la remoción del cargo a Juan Cambranis, encargado de dicha área, y de Wilberth Rivas Maldonado, delegado de la Subdirección, presuntamente por malos tratos a los trabajadores y porque segun entregan material ya usado.

Al no obtener respuesta, Manuel Bonilla optó por trasladar su protesta a las oficinas de Servicios Públicos, donde pasaron la noche hasta el día de hoy. Durante todo este tiempo, los “bonillistas” cerraron las rejas del edificio municipal y colocaron las grúas de Alumbrado Público para bloquear la entrada, además de colocar más pancartas con consignas en contra de Juan Cambranis y Wilberth Rivas Maldonado.

Y es que este día de “paro laboral” se convirtió más bien en una verbena popular, pues hasta toldos y bocinas fueron llevadas para amenizar la protesta y que al ritmo de la cumbia puso a bailar más de uno, llevando botanas y refrescos, aunque al final del día la calle se volvió un basurero producto de la irresponsabilidad e inconsciencia de los trabajadores.

dcdd574c-a568-44c9-9a4c-bbeca8adccb5DSC_3311

En los alrededores del lugar (incluido la entrada a las oficinas de este medio de comunicación) empleados municipales aprovecharon para echarse hasta uno, dos o hasta tres six de cervezas para refrescarse por el calor intenso del día, esto alrededor de las 2:00 de la tarde, y en donde ya estaba presente también el líder del Sindicato de Los Tres Poderes, José del Carmen Urueta Moha.

También podría interesarte  'Ataques al obispo nos ofenden a los católicos'

Esto quedó evidenciado pues personal del rotativo y transeúntes se quejaron del olor a alcohol que había por la cercanía, así como se tomaron gráficas de latas de cerveza y se observó cómo es que uno de los trabajadores escondía la misma bajo un casco de motocicleta.

Incluso, aunque los manifestantes han negado que se trate de un conflicto sindical y que sean represalias por la renuncia de los trabajadores a “Corazón Valiente”, el reportero de este rotativo se percató del momento cuando Manuel Bonilla dialogaba con sus agremiados referente al sindicato de Luis Chab, y en donde algunos de los empleados afirmó que “debe de desaparecer el sindicato patito de Chab”.

Algo a resaltar es que Bonilla Carrillo, al darse cuenta de la presencia de quien redacta la nota, dio la orden de que ningún trabajador declare sobre un conflicto sindical sino que digan que la protesta es por maltratos, al tiempo las miradas se pusieron sobre el reportero de este medio de comunicación y en el logotipo del uniforme.

Pasadas las 3:30 de la tarde, los manifestantes decidieron realizar una marcha rumbo al Palacio Municipal, caminando sobre el malecón de la ciudad, perjudicando el tránsito vehicular.

Al llegar a la Comuna, anunciaron que no se moverían de ahí hasta que obtengan una respuesta de parte del alcalde, quien ya declaró que es un pleito entre sindicatos y que no cederá a las presiones de Manuel Bonilla.

Redacción
redacción@multimedioscampeche.com