En su capricho por destituir a empleados de la Subdirección de Alumbrado Público, el dirigente de los Tres Poderes, José del Carmen Urueta Moha, amenazó con paralizar incluso a los trabajadores del Gobierno del Estado con tal de que alguna autoridad resuelva el ‘problema’.

En entrevista, Urueta Moha acusó, sin pruebas fehacientes y sólo como si fuera chisme, que Juan Cambranis, encargado de Alumbrado Público, “es una persona muy déspota, muy soberbia”, exigiendo respeto a la base sindical.

“La posición de nosotros como sindicato no es una posición problemática sino que queremos que den la cara las autoridades para llegar a un acuerdo. No tenemos secuestrado a nadie, que no se mal interprete que son caprichos de Manuel Bonilla o que estamos siendo rebasados por la gente”, externo Urueta Moha.

También podría interesarte  Multa calma amenazas de tortilleros y panaderos

En este sentido, con tal de que les sean cumplidas sus demandas, y haciendo uso de su cargo como líder sindical, retó, encaró y amenazó con paralizar todo el Gobierno del Estado, pues amensazo que convocaría a toda la base de Los Tres Poderes para hacer más grande el conflicto.

Sin embargo, de ser concretarse esta amenaza que realizo el líder de los Tres Poderes, todos los campechanos pagarían las consecuencias sólo por un pleito que tiene tintes sindicales y que son los empleados del Gobierno del Estado los que menos vela tienen en el entierro.

Redacción
redacción@multimedioscampeche