Según una resolución del Tribunal Internacional Monsanto, la empresa Monsanto “se ha involucrado en prácticas que tienen impactos ambientales graves y negativos”, los cuales “han afectado a innumerables personas y comunidades en muchos países”.

El Tribunal hizo especial hincapié en actividades de Monsanto que derivan en la violación de derechos de los pueblos indígenas, como ocurre con comunidades mayas de México.

“Los impactos de la conducta de Monsanto sobre la biodiversidad también han afectado negativamente los derechos de los pueblos indígenas”, indicó el Tribunal.

Las conclusiones en este sentido reflejan el malestar de pueblos indígenas como el de Angélica Ek y Feliciano Ucán, integrantes de las comunidades mayas de Hopelchén, quienes asistieron a La Haya en octubre pasado para describir las afectaciones hechas por Monsanto.

También podría interesarte  Monsanto reafirma no vender soya transgénica

Redacción
redacción@multimedioscampeche.com