Al sufrir un infarto después de dejar su venta en el mercado Pedro Sainz de Baranda, un carnicero de 30 años falleció al llegar a la clínica del Seguro Social.

El hecho ocurrió el sábado a las 05:00 horas, cuando la víctima llegó a bordo de su camioneta a la calle Costa Rica.

La persona se estacionó a la altura del principal centro de abastos de la ciudad para descargar la carne que iba a vender.

Después de terminar de descargar la camioneta, el carnicero se subió y al querer retirarse sufrió el infarto.

Por el infarto, la persona chocó contra otra camioneta y al ver esto sus familiares llamaron al número de emergencia para solicitar una ambulancia.

Al no llegar el vehículo de emergencia, el carnicero fue llevado a bordo de un vehículo particular a la clínica del Seguro Social.

También podría interesarte  Obreros de cementera denuncian anomalías

A su arribo se confirmó la muerte de la persona de la cual tomaron conocimiento los elementos de la Fiscalía General del Estado.

Al confirmarse que el deceso fue por causas naturales, el cadáver fue entregado por el MP a los familiares de la víctima en el lugar.

Los familiares contrataron los servicios de una funeraria para velar el cadáver y luego sepultarlo.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com