Ante cientos de católicos se llevó a cabo la bajada del Cristo Negro, el santo patrono del barrio de San Román, debido ha la fiesta de las rogativas, por lo que estará fuera de su nicho hasta el próximo 28 de mayo.

Ayer posterior a la misa oficiada por el padre Martín Mena Carillo en la Iglesia de San Román se llevó acabo la bajada solemne de la imagen del Cristo Negro, entre cánticos y lágrimas de los presentes, quines resonaban en la iglesia “que viva el Cristo Negro, Señor de San Román”.

Antes de la bajada, mientras se le hacia el cambio del sudario, se formó una larga cola de devotos al Cristo, para pasar a besar sus pies y darle gracias por una buena salud.

Por su parte en entrevista, el padre del Santuario de San Román, Martín Mena Carrillo, explicó que el novenario de rogativas se viene realizando desde hace muchos años atrás, para rogarle a Dios por muchas necesidades que hoy en día tenemos y se están dando.

También podría interesarte  ¡Viva el Cristo Negro!, exclamaba la multitud

Comentó que el bajarlo del nicho, es para hacerlo cercano al pueblo, para hacernos sentir en la confianza en dios ante nuestra necesidades por la cuales rogamos, como son por las buena temporada, así como para que proteja a los hombre de mar, por la paz y la armonía, principalmente ante estos tiempos que estamos viviendo.

Finalmente, dijo que son dos semanas va estar fuera de su nicho y lo volverán a subir el próximo domingo 28 de mayo luego de la procesión que se realizara alrededor de la iglesia de San Román.

Wilmer Delgado Rojas
redacción@multimedioscampeche.com