Nadie puede obligar a los padres a deformar la educación de sus hijos. La educación es propia de los padres de familia, esto lo mencionó el párroco de Dzibalché, José Luis Yeh Ehuán, respecto a las quejas y reclamos de padres de familia que integran el Frente Nacional por la Familia respecto a la imposición de una ideología de género en la educación de sus hijos en las escuelas.

A lo largo de la semana pasada, este rotativo realizó una serie de publicaciones con respecto a la lucha que realizan el Frente Nacional por la Familia y el Consejo Mexicano de la Familia para dar revés a las reformas al artículo 4to. Constitucional, así como a defender su derecho para educar a sus hijos ya que, según ellos, hay una imposición de una ideología de género en las escuelas.

Las voces de las autoridades como el del secretario de Educación, Ricardo Medina Farfán, del delegado de la SEP, Rafael Alcalá Ortiz, afirmaron que no hay una imposición pues los libros de texto sólo se basa en la sexualidad, sí, pero desde un enfoque biológico y humano; sin embargo, otras voces como la del líder del SNTE, sindicato al que pertenecen miles de docentes campechanos, Moisés Mas Cab, aseguró que los maestros están conscientes de que hay que respetar la “pluralidad” pues se trata de una política de estado; mientras que el presidente de la Asociación Municipal de Padres de Familia, Manuel Loeza Cabrera, pidió respeto a la “pluralidad” pero sin una “incongruencia sexual” pues “el hombre es hombre y la mujer es mujer”.

También podría interesarte  Exportarán productos locales a tres naciones

Ahora, a la serie de declaraciones se sumó el padre José Luis Yeh Ehuán, quien señaló que los paterfamilias tienen el pleno derecho de educar a sus hijos, un derecho inajenable pues es parte de su sangre.

“Son tus hijos, son tu sangre, y si hay leyes y si hay lo otro pues son leyes que la sociedad civil aprueba pero el papá y la mamá son los primeros sembradores del valor moral de los hijos, ellos tienen el derecho inajenable”, refirió.

“A ellos les toca educarlos, independientemente de ideologías y de todas las leyes habidas y por haber. Es papá y mamá es el educador de los hijos”, añadió.

En este sentido, el párroco de Dzibalché manifestó que los padres de familia son los primeros en inculcarle los valores morales a sus hijos, por lo que ante toda una serie de leyes, lo importante es el testimonio familiar.

“Si los padres de familia están bien cimentados en su cultura, en sus valores morales, a sus hijos les pondrán imponer mil leyes pero no cederán, pero creo que lo más importante es el testimonio familiar”, finalizó.

Gilberto Ávila
redaccion@multimedioscampeche.com