El Obispo de Campeche, José Francisco González González ofreció una misa en la Basílica de Guadalupe, expresando que hace falta que la Virgen María haga presente su mensaje de paz en la feligresía.

Acompañado  por un grupo de seminarista, sacerdotes y fieles católicos de la entidad, el Obispo expresó que se unen dos elementos importantes sobre el llamado de María: La casa y la fe, en la casa, en la cordialidad de nuestra vida Dios se hace presente, cercano y hace su encuentro y es en ese contexto, señaló, donde nace la fe y se desarrolla y puede expresarse en el servicio.

“Desde hace varias décadas cómo ha sufrido nuestro país, cuánta sangre se ha derramado en nuestro país, cuantos desaparecidos, asesinados, cuántos hay sin ningún plan de vida y en crisis. María les dice: “Aquí está mi casa que es el encuentro con Dios”.

También podría interesarte  Cierran calle por una fuga de gas

Por otra parte los peregrinos antes de la misa del mediodía iniciaron la adoración al Santísimo Sacramento en la antigua Basílica, hoy templo Expiatorio, lugar en el que Monseñor, a nombre de la Diócesis de Campeche, entregó todas las intenciones que le han sido encomendadas y oraron pidiendo perdón por los sacrilegios cometidos contra la Sagrada Eucaristía en la  Diócesis campechana y en el mundo entero. También una oración de expiación por las ofensas y pecados, señalando que con esto los feligreses de Campeche se hacen presentes a pesar de no haber podido acudir físicamente.

Wilmer Delgado Rojas
redaccion@multimedioscampeche.com