José Antonio González Curi ex gobernador de Campeche (1997-2003), consideró la necesidad de que la militancia sea tomada en cuenta, que la voz de los priístas sea clara y responsable. “Que pensemos en el país, pero también hay que resolver diferencias, eso es importante para fortalecer al PRI. Tenemos que ser inteligentes y sensatos”.

En una publicación realizada por un medio nacional, señaló que ex gobernadores del PRI pidieron a su dirigencia acelerar el paso para que el partido logre reposicionarse de cara a la elección presidencial de 2018.

La publicación precisó que el presidente del tricolor, Enrique Ochoa, convocó a unos 60 ex mandatarios del Revolucionario Institucional a una comida en la sede nacional del partido.

Señaló que comenzaron a llegar desde las 14:00 horas. El ex gobernador de Nayarit Ney González (2005-2011), fue el primero en arribar.

Los hidalguenses son los que más presencia tuvieron, encabezados por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; Manuel Ángel Núñez Soto, Adolfo Lugo Verduzco y Francisco Olvera.

Los guerrerenses René Juárez Cisneros, actual subsecretario de Gobernación, y Rubén Figueroa; los mexiquenses César Camacho Quiroz e Ignacio Pichardo Pagaza; el ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera; la tlaxcalteca Beatriz Paredes, Jorge de la Vega Domínguez, de Chiapas, entre otros.

También podría interesarte  Comienza verificación de firmas vs matrimonio igualitario

Durante la comida, los priístas alertaron que el partido debe pensar en el programa de trabajo que se va a presentar a la sociedad, más que pensar en la selección del candidato.

El ex gobernador de Sinaloa Francisco Labastida, quien además fue candidato a la Presidencia de la República en el año 2000, cuando el partido perdió, subrayó que durante el encuentro se manifestó preocupación porque no van a la cabeza en las preferencias.

Los ex gobernadores expusieron que el partido atraviesa por conflictos, sobre todo hacia afuera, mismos que se pueden superar.

 “Se mencionó que hay que hacer una autocrítica a partir de que las encuestas no nos favorecen y eso es una realidad. A la primera novia que hay que enamorar es a la militancia”, subrayó.

Labastida Ochoa advirtió que no existe futuro seguro de triunfo, por lo que se convocó a preparar un buen programa de acción para presentarlo a la sociedad.

La reunión se enmarcó en una serie de encuentros que Enrique Ochoa ha llevado a cabo con distintos sectores políticos del partido con miras a la 22 Asamblea Nacional del partido.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com