El líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, advirtió que “los candados son cosa del pasado”, pues desde la pasada Asamblea Nacional priísta se fueron eliminando restricciones para permitir la libre participación de los ciudadanos simpatizantes y los militantes.

Entrevistado en el marco de los trabajos de la Mesa de Estatutos que se realizan en esta entidad, Ochoa Reza rechazó dejar la dirigencia partidista, “seguiré siendo presidente del PRI, mi periodo termina en el 2019, hay mucho trabajo por hacer”.

Ochoa Reza reconoció que un partido moderno debe establecer mecanismos abiertos y flexibles para la participación de la ciudadanía, tanto aquellos que han decidido ser militantes de nuestro partido político, como aquellos que simpatizan con él.

Respecto a los años de antigüedad dentro de los requisitos para ser candidatos, el dirigente partidista reconoció que hay fuertes expresiones de los militantes quienes consideran que deben ser eliminados.

“Estaremos pendientes de esa discusión aquí en Campeche, como de otras discusiones importantes, para permitir que los ciudadanos militantes y los ciudadanos simpatizantes participen de manera activa y vigorosa dentro del partido”.

También podría interesarte  Es tiempo de creer en nosotros, dice Cetina

Afirmó que “esta es la Asamblea de la voz de la militancia y es la que cuenta, y por esa razón estamos abiertos a que se discutan todos los temas, a que se escuchen todas las voces, y de manera pública”.

El dirigente del Revolucionario Institucional consideró que es el momento de debatir sobre las propuestas de futuro, “sobre cómo vamos los priístas a proponer las soluciones concretas a los problemas locales, estatales, regionales y nacionales”.

“En un proceso electoral tan relevante como será el del 2018, donde habrá más de 18 mil 500 espacios a competencia electoral, es que necesitamos conectar mejor con la ciudadanía”, expresó el líder partidista.

Redacción
redacción@multimedioscampeche.com