Este viernes se llevará a cabo la audiencia de apelación a la sentencia de 54 años y seis meses que el Juez de lo Penal, Carlos Avilés Tun, le impuso a los tres homicidas de Samuel Macgregor Cervantes quien fue privado de la vida el 26 de enero del 2013.

La audiencia se llevará a cabo en la secretaria de la Sala Penal, a las 09:30 horas en caso de asistir la defensa de los sentenciado y la Fiscalía General del Estado. Durante la audiencia las dos partes presentarán sus alegatos ante los magistrados, en el caso de la defensa será para bajar la pena y por lo que respecta a la Fiscalía para aumentarla. En caso de llevarse a cabo la presentación de los alegatos, los magistrados estudiarán el caso para dar un veredicto el cual podría ser en septiembre. De no llegar las partes involucradas, la audiencia se reprogramará  para otra fecha citando a la defensa y la Fiscalía.

La sentencia en contra de Miguel O. P., Jousef A. L. y Edward G. T. fue impuesta por el Juez el 30 de marzo del presente año dentro del expediente 503/12-13, misma que se apeló en julio.

A los acusados se les encontró culpables de los delitos de homicidio calificado y exhumación de cadáver. La sentencia comenzó a purgarse el 5 de febrero del 2013 y concluiría el 5 de agosto del 2067. Además de la sentencia, los tres acusados tendrán que pagar una multa total de 375 días de salario equivalente a 23 mil 17 pesos con 50 centavos.

De igual manera se les fijó el pago de 3 millones 52 mil 17 pesos con 49 pesos a favor de Alejandra Cervantes Romero, madre de la víctima, quien junto con los acusados serán sometidos a tratamiento psicológico.

También podría interesarte  Sexy policía causa furor en redes sociales

El móvil del homicidio fue una venganza pasional, pues la víctima se hizo novio de una joven que sostuvo una relación sentimental con Jousef A. L.

El sábado 26 de enero del 2013 en horas de la noche los tres acusados pasaron a buscar a la víctima al campo deportivo de la Universidad Autónoma de Campeche donde se encontraba practicando voleibol.

La víctima subió a un Ford Ka, conducido por el radiólogo Miguel O. P, mientras que Samuel fue golpeado por los otros dos sujetos de los cuales uno le inyectó aire en el cuello. Al ver que la víctima no tuvo infarto por el aire que le inyectaron, le aplicaron un ‘candado’ en el cuello y al perder conocimiento lo trasladaron hasta la avenida Ramón Espínola Blanco cerca de la unidad habitacional Ex Hacienda Kalá. Los tres sujetos volvieron a golpear a la víctima, para luego bajarlo del automóvil hasta un banco de sascab donde le cortaron el cuello y le tiraron una piedra en la cabeza, ocultando el cuerpo con ramas.

Al no llegar a su vivienda los familiares de la víctima denunciaron su desaparición ante la Fiscalía General del Estado.

Las investigaciones dieron con los tres acusados que al ser interrogados confesaron el homicidio.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com