Consolidar y multiplicar un modelo de producción de alimentos basado en el policultivo de semillas nativas, sin agrotóxicos y sin transgénicos es uno de los principales retos que enfrenta la agricultura en la Península de Yucatán donde prevalece la amenaza de la siembra de soya genéticamente modificada, la deforestación y los intentos por “mecanizar” los campos.

En diversas ocasiones este rotativo le ha dado a conocer los intentos de la trasnacional  Monsanto por consolidar el sembrado de sus semillas modificadas en tierras del estado, así como las presiones que realiza para sacar ventaja en las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio del America del Norte (Tlcan).

La líder del Proyecto de Agricultura y Alimentación de Greenpeace México, Aleira Lara advirtió que el sistema milpa, que integra el respeto de prácticas ancestrales y que es un cultivo eficiente que garantiza la producción de alimentos sanos, suficientes y de calidad para las personas sin necesidad de devastar ni contaminar el entorno, está siendo amenazado por los intentos del gobierno mexicano de corromper este sistema entregando a las comunidades ´apoyos´ como semillas híbridas, plaguicidas y fertilizantes con la promesa de que eso mejorará sus cosechas.

Ante esta situación, comunidades mayas de Yucatán y Campeche que están haciendo frente a la agricultura industrial buscan demostrar que el manejo que hacen de los recursos no sólo es vigente, sino que puede ser sostenible y productivo.

También podría interesarte  Confían en resolución del Tribunal a su favor

“Hace dos años yo sembré de un lado maíz orgánico y del otro sembré maíz con químicos y fertilizantes del paquete tecnológico que nos da el gobierno. Del lado de maíz orgánico coseché 2 toneladas 800 kilos, del otro, con todo y químicos, solo 500 kilos”, comentó Mario Alfredo Contreras, agricultor de la zona de Bolonchén Campeche.

Luego de una semana de trabajo conjunto  entre expertos en agroecología de Cuba y un grupo de campesinos de Yucatán y Campeche convencidos de que el sistema milpa puede mejorarse continuamente, combinar conocimiento tradicional con innovación y garantizar una vida digna y sana a las personas, en armonía con el medio ambiente, se identificaron claros obstáculos para la consolidación y fortalecimiento de la agroecología.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo/Ilustrativa