Con golpes en la cabeza y varias partes del cuerpo resultó un albañil que cayó de una altura de más de tres metros después de quedarse dormido en un segundo piso cuando se encontraba ebrio.

El alarife junto con otros de sus compañeros que realizan las reparaciones de un predio ubicado de la avenida Justo Sierra Méndez por calle Pípila, el viernes por la noche comenzaron a festejar el inicio de la Independencia de México.

Al encontrarse en completo estado de ebriedad, el alarife se quedó dormido en el segundo piso a un costado de un barandal.

La persona rodó y cayó desde la segunda planta golpeándose la cabeza y otras partes del cuerpo.

También podría interesarte  Asaltan arma en mano a otra farmacia Yza

Tras lo ocurrido los demás alarifes auxiliaron a su compañero, además de pedir una ambulancia al número de emergencia.

Los paramédicos de la Cruz Roja arribaron al lugar y le brindaron los primeros auxilios al lesionado que fue llevado para su atención médica al Hospital de Especialidades.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com