El accidente de la colonia Polvorín que tuvo lugar el día de ayer reveló graves problemas y hasta posibles delitos al interior del transporte de la ciudad.

Un grupo de conductores, quienes pidieron el anonimato, dijeron a EL EXPRESO que ellos no son los culpables, o al menos no los únicos, en el tema de los accidentes.

Los propios conductores de las unidades afirman que estas están en muy malas condiciones y que los empresarios no quieren repararlos alegando un ‘gasto extra’ a su rentabilidad.

Los choferes aseguraron también que las empresas encargadas de las unidades sólo realizan remedios temporales o bien compran refacciones ‘patito’ o usadas.

Señalaron que eso es un riesgo para la población, pero como los que manejan son los choferes al empresario no le importa, pues sale impune.

También podría interesarte  Llega tecnología de punta a los retenes

Por último también se informó a EL EXPRESO que estas empresas encargadas de los camiones solo se preocupan por la cantidad de dinero que los choferes les entregan y no están interesados en la seguridad no solo de los usuarios del transporte sino tampoco en la de los conductores.

Redacción.