El día de hoy y en plena celebración de la tradicional “Pintadera” varias casas del primer cuadro de la ciudad lucen pintadas con grafitis.

El vandalismo se ha apoderado del Centro Histórico sin que hasta el momento se tenga a un responsable, pese a las cámaras de vigilancia que rodean al lugar.

Hasta el INAH parece quedarse cruzado de brazos con estos símbolos que manchan el primer cuadro de la ciudad y que son el paso obligado de decenas de turistas.

Redacción.