La ‘Dragon Ballmanía’ que esperaba con ansia la transmisión del capítulo 130, en algunas plazas o establecimiento de la República Mexicana no será una realidad, ya que el estudio de animación Toei Animation Inc, emitió un comunicado donde no autorizan la exhibición de la misma, no solo en México sino también en Latinoamérica.

Campeche no fue la excepción de esta fiebre por la animación; en Carmen, el presidente Municipal Pablo Gutiérrez Lazarus anunció el evento en la Unidad Deportiva Maderas, mientras que en Escárcega, el alcalde Carlos Collí Cuevas llamó a los seguidores de Dragon Ball Súper a reunirse en el Auditorio Municipal. En Seybaplaya también se anunció un evento público para ver el capítulo final, mientras que en la capital, el grupo de seguidores del aspirante del PRI a la alcaldía Claudio Cetina, denominado ‘Los gallos de Claudio’ convocaron a la reunión en la Concha Acústica.

Toei Animation no ha visto con buenos ojos los movimientos de los diferentes ayuntamientos en el país y mediante un comunicado ha negado la transmisión del episodio 130 de la serie de manera pública y en lugares como plazas y centros comerciales.

También podría interesarte  Sector empresarial, de acuerdo con reforma energética

El comunicado fue posteado en la página de Facebook oficial del estudio el cual fue dirigido a los consumidores y fans de Dragon Ball Súper.

“Nos enteramos de los planes de exhibir el episodio # 130 de nuestra serie Dragon Ball Súper en estadios, plazas y lugares públicos en América Latina.

“En un esfuerzo por apoyar los derechos de autor y proteger el trabajo de miles de personas y muchos sectores laborales, les pedimos que por favor disfruten nuestros títulos en las plataformas y televisoras oficiales y que no apoyen exhibiciones ilegales que inciten la piratería”, señaló la productora.

Para poder transmitir el episodio en una plaza pública, los ayuntamientos deberán conseguir un permiso directamente con la empresa de animación o de lo contrario estarían infringiendo con derechos de autor y podrían recibir sanciones económicas; por otro lado también se estaría promoviendo la piratería entre los habitantes de Campeche.

Redacción.