El estudio de animación pidió no incitar a la piratería con la exhibición de los capítulos de forma masiva.

Luego de que los ayuntamientos de diferentes estados del país e incluso en Carmen, Escárcega, Hopelchén y en la misma capital de Campeche informaran con bombo y platillo la transmisión de episodios de Dragon Ball Super en plazas públicas, Toei Animation -empresa encargada de producción y reproducción de la serie- bajó de la nube a cientos y tal vez miles de fanáticos que ya alistaban su asistencia a los eventos masivos.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el estudio de animación encargado de la producción del anime emitió un comunicado en el que destacó que las exhibiciones en espacios públicos como los prometidos en la capital de la ciudad no están autorizadas.

De la misma forma, la casa animadora se deslindó de todas las dependencias municipales y cualquier institución política que pudiera estar involucrada en la invitación a los fans de la serie.

También podría interesarte  Ante inicio de anidación de tortugas, llaman a protegerlas

“Toei Animation no autorizó estas exhibiciones públicas, no apoyamos ni patrocinamos ninguno de estos eventos. Ni Toei Animation ni nuestros títulos endosan o patrocinan a ninguna institución ni partido exhibiendo el episodio no autorizado”.

Debido a lo anterior, pidió que para apoyar los derechos de autor y respetar el trabajo de quienes hacen Dragon Ball Super, vean el desenlace del arco del Torneo del Poder en los medios usuales y sobre todo, autorizados, pues destacaron que de lo contrario se está incitando a la piratería.

Hasta el momento no se ha emitido ningún comunicado por parte de los ‘Gallos de Claudio’ que el día de ayer hicieron una invitación pública a todos los fans de la serie de animación.

Redacción.