Los ciudadanos denuncian el cochinero en el que se ha convertido el parque de la Escénica, que se encuentra a un costado del fuerte de San Miguel, pues sus botes de basura se encuentran bastante saturados y sucios.

Molestos lamentan que la autoridad no haya coordinado a Red Ambiental para que realice limpieza y pase por los desperdicios, los cuales con el paso del tiempo ya se han podrido y han dejado un olor fétido.