Un día después de que el PRI calificara como “una medida desesperada porque sus números no le cuadran” la guerra sucia y campaña de descalificaciones emprendida por el candidato del PAN a la alcaldía de Campeche, Eliseo Fernández Montúfar, la clase política campechana también condenó las agresiones hacia la prensa y la estrategia “de odio” del albiazul.

Ayer, la primera en dar una postura al respecto fue la presidenta de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, la diputada priísta Laura Baqueiro Ramos, quien calificó la “estrategia” del panista como “reprobable” y dijo que “no lo podemos permitir”.

“Provocar, incitar sembrando odio entre la población no se vale; los mexicanos debemos estar unidos en todos los aspectos, independientemente del partido que militemos”, señaló.

El candidato del PRD a la alcaldía, Alexandro Brown Gantús, sin mencionar a Eliseo por su nombre, le exigió respeto hacia todos los actores políticos, pero sobre todo hacia los campechanos: “Los tiempos no están para hacerse enemistades, debemos como sociedad estar unidos en busca de un cambio verdadero”, afirmó.

También podría interesarte  En el Sol Azteca piden no detener la iniciativa

El líder del PVEM y candidato al Distrito IV, Álvar Ortiz Azar reprobó cualquier “expresión de violencia política”, pues no contribuyen “al estado de paz y a la democracia” en Campeche.

También opinó la priísta Guadalupe Torres, quien reprobó los señalamientos injustificados, así como las agresiones entre candidatos y reiteró que serán las familias que elijan los mejores perfiles que hayan mostrado un auténtico compromiso por el municipio.

Para Carlos Plata, candidato del PLC a la alcaldía, Fernández tiene “doble moral” y es “un cínico”, pues en público dice que quiere un mejor Campeche pero en lo oscurito pacta con sus amigos empresarios para hundir al municipio.

Gilberto Ávila.