Luego de las votaciones siempre se genera incertidumbre, pero esta vez los ciudadanos votaron a favor de la alternancia en el poder y ganó la democracia, declaró el vocero de la Diócesis de Campeche, el padre Gerardo Casillas González.

En rueda de prensa, el religioso expresó que el proceso electoral del domingo 1 de julio lo ganó la democracia del país, después de unos comicios en que en la mayoría de los estados se llevó en paz, y las irregulares y conflictos que nunca faltan se dieron solamente en algunos estados o casillas, pero los resultados fueron como los ciudadanos emitieron su voto.

“Sabemos que después de una elección se generan incertidumbres ante los ganadores y perdedores, pero si estamos en un México unido lo más importante es que los ciudadanos votaron a favor de la alternancia en el poder, se tienen expectativas de cambio y ahí se notó en el voto”, expuso.

Comentó que la Diócesis exhorta a la unidad, a que se aclare lo que se tenga que aclarar, si se tienen algunas irregularidades en algunos lugares y que se aclaren, “por eso hubo representes de casillas y partidos para firmar las actas y cerrar el conteo rápido, se sabe que esto no hay vuelta de hoja sino darle seguimiento a la irregularidades”.

También podría interesarte  Partidos condenan tortura de policías

“A los que perdieron les queda aceptar la derrota y unirse a favor de los mexicanos, el proyecto es de nación, no es de una sola persona, ni de un partido político; se acaban las divisiones partidistas, se tiene que buscar los acuerdos y trabajar en unidad, y lograr que se continúe este proceso electoral hasta el momento de la entrega en paz y un camino de cordialidad”, puntualizó.

Manifestó que como Iglesia respetan y respaldan las instituciones, se unen y solidarizan en estos resultados de los comicios, exhortó al cierre de filas para trabajar juntos “pues se sabe que el trabajo de un gobierno no depende de los que están al frente, ni del Presidente de la República o un gobernador ni de su gabinete, sino depende de todos los ciudadanos, que todo realicemos un México que todos soñamos”.

Finalmente pidió se tenga un México de igualdad, próspero, que reine la paz en contra de la violencia, un México que esté a favor de la vida, que se respete y se cuiden los valores de la familia. “La Iglesia exigirá en estos temas que no son negociables. Son temas con puntos muy claros que la Iglesia recibe y es depositaria de estos tesoros”, afirmó el vocero de la Diócesis.

Wilmer Delgado.