El barco Caleta, de la empresa Marinsa que trabaja actualmente para Petróleos Mexicanos, fue encontrado en altamar tras ser sorprendido vendiendo combustible robado, será llevado a Dos Bocas para su aseguramiento.

La embarcación, que funciona como abastecedor para los demás buques de la empresa, fue un combustible “vendiendo” combustible robado a embarcaciones frente a las costas de Ciudad del Carmen.

La Marina Armada de México ha sido sorprendida en esta operación, en la orden de ser abordados por una nave de inspección y con la cual han sido llevados a un muelle para trasladarlos al puerto de Dos Bocas, en Tabasco.

Hay incluso audios donde las personas de la embarcación exigen salir de una cubierta bajo la advertencia de que si están lo que están obligados a abrir fuego.

El delito que va a ser incurriendo en la venta de combustible robado, o huachicoleo, pues como son empresas que trabajan con Petróleos Mexicanos, el combustible que los tripulantes vendían era de Pemex, así como se ha realizado en la tierra.

Por lo pronto, este barco de abastecimiento, que está asegurado en el puerto de Dos Bocas, donde se definirá la situación.

Agencias.