La temporada de Cuaresma no ha sido como se esperaba para los pescadores del muelle de San Román, quienes señalan que a pesar del calendario religioso, las ventas del producto del mar no han repuntado.

Detallaron que uno de los factores que propicia las bajas ventas en la Semana Santa, es la poca captura de especies como el cazón, el esmedregal, el pargo, la sierra  y el carito, los productos del mar con mayor demanda entre los campechanos.

 El pescador Carlos Minaya Peralta, señaló que en los últimos años la pesca disminuyó de un promedio de 400 kilos a sólo 40 kilos de captura a la semana, lo que representa un duro golpe para la economía familiar.

Asimismo, manifestó que otro de los factores que afectan gravemente al sector, es la depredación y el coyotaje de especies en veda, lo que disminuye la cantidad de captura de especies en la temporada.

Agregó que otra de las situaciones que ocasiona las bajas ventas, es la falta de recursos económicos de las familias campechanas, la pérdida de la tradición de no consumir carne por las creencias religiosas, así como la poca afluencia de turismo.

“Muchas personas piensan que el pescado sube de precio en esta temporada y dejan de venir a comprar el producto, o prefieren consumir carne de aves”, manifestó con preocupación.

Redacción.