Después de que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Campeche diera a conocer que ‘perdonaba’ la ilegalidad en la que incurrió el Ayuntamiento de Campeche y pactara la restitución del daño causado en la casona del siglo XIX, son ahora los habitantes del primer cuadro de la ciudad quienes recriminan esta actitud por parte de la institución.

Como se recordará, durante esta semana se dio a conocer que el Ayuntamiento había derribado cerca del 60 por ciento de una vivienda histórica ubicada entre las calles Tamaulipas y Brasil del barrio de Santa Ana, causando un grave perjuicio sobre el Patrimonio Cultural de la Ciudad y por el cual luego, pese a la opinión de expertos, el INAH únicamente solicitaba la restitución de las paredes que constituían la fachada del inmueble.

Propietarios de viviendas del Centro Histórico levantaron la voz y reprocharon que no sancionaran a la Comuna como normalmente lo hacen con ellos.

Esa fue la postura Micaela Acosta, vecina de la calle 16 entre la 55 y 57, quien señaló que “el INAH es un fraude, no le da las oportunidades a los que realmente vivimos en el Centro Histórico, hay muchísimas casas que se han caído y no es porque los dueños no quieran remodelarlas sino porque piden muchos requisitos; uno de ellos es que para que nos puedan autorizar si podemos tirar o no la casa tenemos que pagar un derecho, si viene el arquitecto del INAH, checa la casa y no autoriza la modificación o tirar la parte afectada, nosotros definitivamente ya perdimos”, comentó.

 La vecina del primer cuadro de la ciudad indicó que prácticamente las viviendas ya no les pertenecen, pues no pueden hacer alguna intervención en la estructura, ya sea por gusto o para evitar un derrumbre.

“Que se pongan las pilas, que visiten las casas del Centro… tengo un cuarto que está a punto de desplomarse y si sucede ¿quién se va a responsabilizar? Porque prácticamente no nos dejan actuar sobre ella”, señaló.

Recriminó que la dependencia únicamente se encarga de las calles que se encuentran cerca del Parque Principal y no de todo el Centro Histórico, ya que toda esa sección es parte del Patrimonio de la Humanidad.

“Yo le hago una atenta invitación a la delegada del INAH que tome conciencia, no nada más son unas casas, es todo el Centro Histórico y si el Ayuntamiento dice que va a hacer el censo que lo haga en todas las casas porque todas tienen necesidades, ya estamos cansados de que solo se preocupan por unas cuantas, ya que todos pagamos impuestos entonces que nos devuelvan lo que invertimos porque nuestras casas son de nuestros abuelos, padres, es historia y como tal se debería de preservar” enfatizó.

A ella se le suman Laura Acevedo y Jorge , quienes exigen que el INAH aplique la ley a todos tal como lo hace con ellos que son propietarios, indicando que el Ayuntamiento no debe salvarse solo por ser gobierno.

Aseguran que este tipo de actos da la libertad de poder intervenir sus casas, ya que si perdonaron un derrumbe a una casa histórica también lo harán con aquellos que intervienen sus hogares para darle mantenimiento, afirmando que el INAH debe aplicar el dicho ‘todos hijos, todos entenados’ .

Eunice Cruz Molina.