Investigadores de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) revelaron que la campaña de control del mosco que transmite enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya, que implementó la Secretaría de Salud, podría estar acabando también con las poblaciones de abejas que viven en la zona urbana.

Explicaron que en sus acciones de monitoreo han identificado que la fumigación afecta también a las abejas, que actualmente están en una situación crítica a nivel mundial.

El investigador Pablo Hernández Bahena reveló que en la capital campechana habitan seis especies de abejas urbanas, que ahora están siendo amenazadas por las acciones de fumigación contra los mosquitos.

Wilmer Delgado Rojas.