La estrechez financiera del Ayuntamiento y su urgencia por hacerse de más recursos llevó al Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Campeche (Smapac) a iniciar la aplicación de una dura medida para disminuir el alto índice de morosidad, pero lo hizo en plenas fiestas decembrinas y en víspera de Nochebuena.

Ayer, vecinos de las calles Zapote, Aguacate y Mango, entre otras, del fraccionamiento Arboledas, se despertaron con los barretazos de empleados municipales contra la banqueta, para cortar las tomas domiciliarias de quienes presentan adeudos al organismo por el pago de derecho del agua entubada.

Cabe recordar que al cierre del ejercicio fiscal 2018, la cartera vencida del Smapac ascendía a 100 millones de pesos, mientras que los ingresos por el pago de derechos fueron de 96.8 millones de pesos. Actualmente el organismo municipal implementó una campaña de descuentos para incentivar el pago, así como la rifa de un automóvil entre los ciudadanos cumplidos.

Sin embargo, parece que la medida no fue suficiente, ya que a la par, según los vecinos de dicho fraccionamiento, se ordenó realizar el corte del vital líquido a los morosos.

Fue desde el viernes cuando personal del Agua Potable acudió al fraccionamiento a entregar notificaciones y la advertencia del corte. Quienes acudieron a pagar, o a hacer un convenio de pago, no sufrieron el corte, pero a quienes ignoraron la amenaza les fue clausurada su toma domiciliaria.

La opinión de los vecinos se dividió, pues mientras unos lamentaron que el Ayuntamiento suspenda un servicio de primera necesidad, y más en esta época, otros señalaron que si unos cumplen con sus obligaciones, todos deberían hacerlo.

Algunos más criticaron que la medida no se aplique primero en las zonas residenciales, aunque tampoco se afectó a familias de escasos recursos sino en una zona de clase media.

Según los empleados del Smapac, el corte se realizará en todas las colonias de la ciudad.

Wilmer Delgado.