Sirios inspeccionan en esta foto divulgada por la agencia de noticias SANA, los daños causados por una bomba que destruyó parte del tercer piso del canal estatal en Damasco, la capital de Siria. el lunes 6 de agosto del 2012. La explosión dejó a varios empleados heridos de la televisión estatal siria. (Foto AP/SANA)

Agencia AP

BEIRUT — El primer ministro de Siria desertó y huyó a la vecina Jordania, informaron el lunes un funcionario jordano y un portavoz rebelde, poniendo en evidencia que las grietas en el régimen del presidente Bashar Assad han alcanzado las esferas más altas del gobierno.

Ahmad Kasim, un funcionario de alto rango del rebelde Ejército Libre de Siria, dijo que el primer ministro Riad Hijab desertó a Jordania junto con otros tres ministros.

Un funcionario del gobierno jordano confirmó que Hijab desertó con su familia pero no confirmó si los otros tres ministros también había llegado. El funcionario habló bajo condición de anonimato, diciendo que no se le permitía hacer declaraciones públicas sobre el caso.

Hijab es el funcionario de más rango que haya desertado desde que el levantamiento contra el régimen autoritario de Assad comenzó hace 17 meses.

Las identidades de los otros ministros no se conocieron de inmediato y la televisión siria negó reportes de que uno de ellos fue el ministro de Finanzas, Mohammad Jlailati.

“El primer ministro desertó de un régimen que comete asesinatos, mutilaciones y terrorismo. El se considera un soldado de la revolución”, dijo Mohamad Otari, portavoz de Hijab. Otari habló a The Associated Press en Amman, Jordania.

El régimen de Assad sufrió varios reveses importantes durante el mes pasado que debilitaron su control sobre el país.

Cuatro de los asistentes más altos del presidente en seguridad fueron muertos el 18 de julio durante un ataque rebelde contra una oficina federal en Damasco, entre ellos el ministro de Defensa y el cuñado de Assad.

Ha habido un flujo constante de deserciones de alto nivel en las últimas semanas, desde diplomáticos hasta generales. El régimen ha sido incapaz de someter plenamente a los rebeldes en las dos principales ciudades del país, Damasco y Alepo.

La deserción Hijab se produce menos de dos meses después de haber sido nombrado para el puesto, que es simbólico en gran medida en Siria, donde el presidente y un círculo estrecho de asesores tienen el poder real.

Las noticias se conocieron poco después de la explosión de una bomba en el tercer piso del edificio estatal de la televisión siria en Damasco, la capital siria.

El reporte dijo que por lo menos tres personas resultaron heridas en el atentando ocurrido el lunes en el edificio donde también está situado la radio nacional. El edificio está situado en el óvalo Umawiyyeen en el sector céntrico de Damasco.

La capital siria ha sido escenario de varios atentados suicidas y otras explosiones en los últimos meses en momentos en que el país está asolado por una guerra civil.

La estación de televisión privada Al-Ikhbariya, pro gobiernista mostaba imágenes de empleados que inspecionaban los daños causados al canal y atendían a un colega herido. La televisión estatal continuaba con sus trasmisiones.