Internada. La reina podría recibir un tratamiento poco complicado y necesita reposo

 

Associated Press

LONDRES (AP) — La reina Isabel II ha sido hospitalizada por una presunta infección estomacal que sufre desde hace días, anunció el domingo el Palacio de Buckingham. La reina tendrá que cancelar su visita a Roma y otros acontecimientos durante su recuperación.

El palacio dijo que la monarca de 86 años mostró síntomas de gastroenteritis y se encuentra internada en el hospital londinense Rey Eduardo VII. “Como medida cautelar, todos los acontecimientos oficiales de esta semana lamentablemente serán postergados o cancelados”, dijo una nota de palacio.

El viaje de dos días de Isabel a Roma debería haber comenzado el miércoles. Una vocera de palacio dijo que el viaje podría ser “planeado nuevamente” para una fecha posterior.

Los síntomas de gastroenteritis — vómitos y diarrea — generalmente desaparecen tras uno o dos días, aunque pueden ser más severos en personas mayores o más vulnerables. La deshidratación es una secuela común.

La dolencia fue anunciada primero el viernes, y la monarca tuvo que cancelar el sábado una visita a Swansea, en Gales, para condecorar a los soldados del Real Regimiento Galés en el día de esa región. Pensaba haberse quedado un día recuperándose en el Castillo de Windsor, pero la dolencia persistió.

También podría interesarte  Vigilará el PAN los candados a financiamiento

Un médico que no participó en el tratamiento de la reina dijo que sus doctores determinan que perdió muchos fluidos, podría recibir soluciones salinas vía intravenosa.

“Sospecho que está siendo evaluada y que recibirá un tratamiento no muy complicado”, dijo el doctor Chaand Nagpaul a la cadena de televisión Sky News. “Se trata de asegurar su hidratación”.

Hace unos 15 meses Isabel II canceló una recepción debido a una lesión en la espalda. La vocera, que pidió guardar el anonimato debido a las normas palaciegas, dijo que la última vez que la monarca fue hospitalizada fue en el 2003.

La reina ha participado en varios acontecimientos la última semana. El martes recibió al nuevo arzobispo de Canterbury, Justin Welby, en el Palacio de Buckingham , y el jueves rindió homenaje a varios atletas olímpicos, incluyendo la corredora Jessica Ennis.

Ingrid Seward, director de la publicación Majesty Magazine, dijo que la reina “probablemente acordó ser hospitalizada para acelerar su recuperación”.

“Todo el mundo querrá desearle una rápida recuperación”, dijo a Sky.