Lamentable. Personal de la Cruz Roja y otros voluntarios cargan el cadáver de uno de los 13 niños que murieron en un incendio en una mezquita en Yangón, Mianmar

Associated Press

YANGON, Mianmar (AP) — Un incendio consumió una mezquita donde vivían huérfanos en la ciudad más grande de Mianmar el martes y dejó al menos 13 niños muertos en un incidente que la Policía atribuyó a un cortocircuito.

Policías antimotines fueron desplegados cerca del lugar mientras varios musulmanes se congregaban afuera de la construcción quemada preocupados porque el incendio estuviese vinculado con la violencia sectaria que ha sacudido la nación.

El oficial Thet Lwin dijo que el incendio en Yangón comenzó por un enchufe que se sobrecalentó “y no se debió a ninguna actividad criminal”.

También podría interesarte  No hubo alternancia en Zacatecas, dice

Mianmar ha estado al borde después de que el marzo hubo violencia sectaria entre budistas y musulmanes en la ciudad central de Meikhtila, donde murieron decenas de personas y fueron desplazadas más de 10.000.

La violencia ha tenido como objetivo principal los musulmanes y desde entonces se ha extendido a otros poblados donde multitudes de budistas radicales han incendiado o saqueado mezquitas y propiedades musulmanas.

Thet Lwin informó que unos 75 huérfanos viven en el lugar, en el este de Yangón, y la mayoría escapó por una puerta que la policía abrió. No se sabe con precisión por qué se quedaron atrapadas las 13 víctimas.

Los bomberos apagaron el incendio y el recinto de dos pisos resultó carbonizado pero intacto.

Al menos tres camiones con policías antimotines llegaron a la zona de la mezquita. Unos 150 musulmanes estaban afueran, algunos temerosos de que el incendio estuviera relacionado con la volatilidad sectaria.