no images were found


Associated Press

REYHANLI, Turquía (AP) — Turquía “no se abstendrá” de responder a dos atentados con coche bomba que atribuyó a Siria, dijo el lunes el primer ministro Recep Tayyip Erdogan. No obstante, agregó que su gobierno será cauteloso y evitará verse arrastrado a la guerra civil de su vecino.

Los graves atentados del sábado en una ciudad fronteriza que es un centro principal de refugiados y rebeldes sirios fueron el ataque más sangriento en Turquía en los últimos años. Asimismo, intensificaron las tensiones entre los dos ex aliados y aumentaron los temores de que el conflicto en Siria acabe engullendo a Turquía. La cifra oficial de muertos en los atentados fue de 46, pero un periodista de Associated Press vio el lunes que las autoridades recuperaron al menos un cuerpo más de un agujero enfrente de una oficina de correos que fue blanco de los ataques.

Siria ha negado estar detrás de los ataques. Sin embargo, las autoridades turcas dijeron que habían detenido a nueve ciudadanos turcos vinculados con la agencia de inteligencia de Siria en relación con los ataques, entre ellos un presunto cabecilla.

También podría interesarte  Siria e Israel intercambian fuego

Erdogan dijo el lunes que Turquía no tenía ninguna duda acerca de la participación siria y calificó el desmentido de Siria como una mentira.

“Sin duda este hecho está relacionado con el régimen”, dijo Erdogan. “Su mundo se basa en la mentira”.

Dijo que Turquía no se abstendría de “dar la respuesta necesaria”, pero agregó que el gobierno actuaría con moderación.

“No debemos caer en una política de tensión”, dijo Erdogan. “Tenemos que tomar las medidas que los grandes estados deben adoptar”.

“No vamos a caer en la trampa, pero daremos la respuesta necesaria en el momento necesario. No nos abstendremos de esto”, dijo sin dar más detalles.

Erdogan viajará a Estados Unidos para reunirse con el presidente Barack Obama esta semana, y ambos dirigentes podrían encarar mayor presión para adoptar medidas a raíz de los atentados con coches bomba.