Expulsado. Héctor Valdés quedó “removido de por vida del ejercicio del ministerio sacerdotal y de la vida religiosa”

Associated Press

SANTIAGO, Chile (AP) — El sacerdote católico Héctor Valdés, a quien la justicia se negó a procesar por falta de pruebas, fue expulsado de la Iglesia por abusar sexualmente de dos menores de edad.

Un comunicado del Arzobispado de Santiago señaló que “tras el proceso administrativo realizado, conforme a lo establecido en el Código de Derecho Canónico y en las normas de la Santa Sede sobre los delitos más graves, el sacerdote Valdés ha sido encontrado culpable del delito de abusos sexuales de menores de edad en contra de dos víctimas y de abuso de ministerio”.

También podría interesarte  Detras de una gran promesa campechana

Con la expulsión de Valdés, que perteneció a los Misioneros de San Francisco de Sales, los curas expulsados de su ministerio en Chile por pederastia rondan la veintena. La investigación fue llevada durante un año por el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

Valdés fue condenado a la pena perpetua de “dimisión del estado clerical y de dimisión del instituto religioso al que pertenece”. La nota agrega que “en consecuencia queda removido de por vida del ejercicio del ministerio sacerdotal y de la vida religiosa”.

El sitio electrónico Terra informó en su edición del martes que la fiscalía declinó abrir una investigación contra Valdés por el abuso contra un menor de 17 años por falta de pruebas.