Flotando. Kolbermoor, en el sur de Alemania

Associated Press

PASSAU, Alemania (AP) — El desbordamiento de tres ríos inundó el lunes el centro histórico de Passau, en el sureste de Alemania, y las autoridades advirtieron que el nivel del agua, que ya alcanzó un máximo en 70 años, podría seguir subiendo.

La ciudad ha sido una de las más afectadas por las inundaciones en una extensa área de Europa central tras las lluvias torrenciales registradas en los últimos días. Al menos ocho personas murieron y nueve están desaparecidas a causa de las crecidas en Alemania, Austria, Suiza y la República Checa.

“La situación es extremadamente dramática”, dijo a The Associated Press Herbert Zillinger, vocero del centro que maneja la crisis de Passau.

No era posible entrar caminando a gran parte de la ciudad y el servicio de electricidad fue cortado como medida de precaución, dijo Zillinger. Los rescatistas estaban utilizando lanchas para evacuar a los residentes de las partes anegadas de la ciudad.

El agua de los ríos Danubio, Inn y Ilz, que no paraba de llegar a la ciudad, ha empezado a cubrir más calles. En un caso el nivel del agua alcanzó la altura de los tobillos en media hora. Los marcadores colocados en 1954, cuando la ciudad sufrió su peor inundación de la historia reciente, ya fueron rebasados.

También podría interesarte  Asesinan en Candelaria a un campesino por invasor

no images were found

El ejército alemán dijo que envió a 1.760 soldados para ayudar a las autoridades locales y a los voluntarios a reforzar las defensas contra las inundaciones, en particular en el sur y este del país. La canciller Angela Merkel tiene previsto visitar el martes las zonas afectadas por las inundaciones, dijo su portavoz.

Las autoridades de la República Checa trabajaban el lunes para erigir más barreras metálicas a lo largo del río Moldava, que también cruza la capital: Praga.

El alcalde interino Tomas Hudecek dijo que no ha planeado evacuaciones masivas, pero los animales de un zoológico ubicado cerca del río fueron llevados a zonas seguras. Partes del sistema de transporte subterráneo de la ciudad también fueron cerradas debido a la inundación.

Algunos de los vecindarios del sur de Praga fueron evacuados, así como zonas del norte de la República Checa, donde se teme que habrá inundaciones el lunes por la noche.