Andrea. Se pronosticaron lluvias para el fin de semana en la costa occidental de Florida

Associated Press

MIAMI (AP) — Copiosas lluvias cubrieron el jueves gran parte de la Florida mientras el ojo de la primera tormenta tropical de la temporada de huracanes del Atlántico se dirigía hacia a costa occidental de la península.

Las autoridades emitieron una nueva advertencia de tormenta tropical en la costa oriental de Estados Unidos.

Los vientos máximos sostenidos de la tormenta tropical Andrea aumentaron a casi 95 kph (60 mph) y el vórtice del meteoro seguramente tocará tierra el jueves por la tarde en la zona de Big Bend de Florida antes de desplazarse hacia el sur de Georgia y las Carolinas. No parecía que adquiera categoría de huracán.

“Afortunadamente esta no se desplaza con rapidez”, dijo el gobernador de la Florida Rick Scott. Las tormentas de desplazamiento lento pueden causar más inundaciones porque tienen más posibilidades de descargar agua en grandes cantidades.

Scott dijo que el mayor peligro causado por la tormenta son los tornados y que ya fueron detectados ocho en el estado.

El Servicio Meteorológico Nacional confirmó en Tampa que dos tornados tocaron el jueves la población de Myakka City y la de Sun City Center.

También podría interesarte  Tormenta "Nate" se fortalece e ingresa al Golfo de México

Las advertencias de tormenta tropical fueron emitidas en amplias zonas de la costa occidental de la Florida, desde Boca Grande a Indian Pass y en la costa este desde Flagler Beach hasta el faro de Cape Charles en Virginia.

La tormenta se ceñirá el fin de semana a la costa y traerá lluvias hasta el sur de Nueva Inglaterra.

A las 1100 GNT del jueves, el ojo del meteoro estaba a unos 180 kilómetros (110 millas) al oeste de Tampa y avanzaba con rumbo norte a 24 kph (15 mph).

En la Florida, el Parque Nacional islas del Golfo cerró el miércoles sus campamentos y las carreteras de acceso.

En Alabama 13 personas tuvieron que ser rescatadas el miércoles en las playas de dos aldeas costeras.

En Cuba, copiosas lluvias asociadas con la tormenta han empapado la parte occidental de la isla los últimos días, desbordando los ríos y destruyendo cosechas. Por lo menos 30 aldeas quedaron aisladas a causa de las inundaciones y más de 2.600 personas se refugiaron en casas de familiares o refugios estatales, dijo el jueves el diario comunista oficial Granma.