Explosión. En Atlanta fue evacuada una terminal del aeropuerto

Agencias

El temor volvió a apoderarse hoy de Estados Unidos tras una serie de amenazas de bombas que sembraron pánico en varias ciudades del país y obligaron a evacuar dos aeropuertos y hasta el Parlamento de Georgia.

El primer hecho que trascendió fue una explosión que se registró en un hangar de mantenimiento del aeropuerto de Atlanta (Georgia), donde fue evacuada una terminal de pasajeros. El incidente habría sido causada por problemas eléctricos, mientras que la policía informó que no hubo ningún herido.

A su vez, las autoridades aeroportuarias dijeron que detrás de la explosión “no hay ningún signo de terrorismo o de ataque planificado”.

Las amenazas obligaron también a evacuar el parlamento del Estado de Georgia, en Atlanta, luego dos alarmas de bomba.

Otro aeropuerto paralizó sus actividades fue el de Richmond, en Virginia, que se evacuó tras una “amenaza telefónica”, informó la cadena Fox. El vocero del aeropuerto, Troy Bell, dijo que la terminal recibió una llamada de advertencia entre las 6 y las 6.15 de hoy, y todos los vuelos se suspendieron.

Tanto las pistas de aterrizaje como las zonas de estacionamiento comenzaron a ser barridas por unidades de perros en busca de algún tipo de explosivo, pero horas después no se había logrado detectar nada alarmante, indicó el mismo aeropuerto.

También podría interesarte  Siria podría acudir a negociaciones de paz

A los pasajeros se les pidió que abandonaron el aeropuerto, mientras que los vuelos entrantes fueron desviados a ciudades vecinas.

Otra alarma de bomba se registró en un vuelo de Southwest, que había partido de Los Angeles (California), y que lo obligó a realizar un aterrizaje de emergencia en Phoenix (Arizona).

En tanto, también se registró una alarma de bomba que obligó a evacuar el campus y las oficinas de Princeton, en Nueva Jersey. “Hubo una alarma de bomba en varios edificios. Les rogamos evacuar el campus y todas las oficinas universitarias en forma inmediata e ir a sus casas a menos que les sea ordenado lo contrario”, se lee en el sitio de la Universidad. “Recibirán indicaciones en el curso de la jornada. No vuelvan al campus por ningún motivo”, indicó la casa de altos estudios a sus miembros.