Mensaje. El Papa lamentó que se confunda en ocasiones el "servicio" con la "servidumbre" en la función que le toca desempeñar a las mujeres en la Iglesia

Mensaje. El Papa lamentó que se confunda en ocasiones el “servicio” con la “servidumbre” en la función que le toca desempeñar a las mujeres en la Iglesia

Associated Press

El Papa quiere potenciar el papel de la mujer en la Iglesia y así lo manifiesta cuando hay ocasión. En una audiencia concedida a los participantes del seminario, organizado por el Pontificio Consejo de Laicos, que conmemora el 25 aniversario de la carta apostólica “Mulieris Dignitatem” escrita por Juan Pablo II.

En su discurso Francisco aseguró que la Iglesia debe preguntarse por la presencia que le otorga a la mujer. A continuación, el Papa lamentó que se confunda en ocasiones el “servicio” con la “servidumbre” en la función que le toca desempeñar a las mujeres en la Iglesia. “Sufro, lo digo de verdad, cuando veo en la Iglesia o en algunas organizaciones eclesiales que la función de servicio de la mujer, que todos tenemos y debemos tener, se transforma en un papel de servidumbre”, afirmó.

El Papa insistió en esta idea al asegurar que, cuando una mujer es relegada a tareas más bien propias de la servidumbre, se hace porque no se comprende bien su auténtico papel. Por eso, el Pontífice se preguntó si es posible potenciar el rol de la mujer en el seno de la Iglesia porque “es una realidad que me preocupa mucho”, añadió. “La mujer tiene una especial sensibilidad por las ‘cosas de Dios’”, —dijo Francisco—, “en especial para ayudarnos a comprender la misericordia, la ternura y el amor que Dios tiene para nosotros».

También podría interesarte  América, a un paso del Título

Pope Francis

NOMBRA NUEVO OBISPO

Asimismo, el Papa Francisco nombró como obispo de la diócesis argentina de Reconquista al sacerdote Angel José Macín, quien era administrador diocesano allí, informó el Vaticano.

Macín nació el 18 de marzo de 1967 en Malabrigo, provincia de Santa Fe. Realizó sus estudios en el Seminario La Encarnación, de Resistencia, y fue ordenado presbítero por la diócesis de Reconquista el 9 de julio de 1992.

Entre 1992 y 1993 trabajó en la parroquia Inmaculada Concepción de Villa Devoto, en Buenos Aires, mientras obtenía el título en teología en la Universidad Católica Argentina.

Ha sido miembro de la Sociedad Argentina de Teología, profesor de ciencias de la religión en el Instituto San Benito de Victoria (Entre Ríos), y director de estudios en el Seminario La Encarnación en Resistencia (Chaco).

En la diócesis de Reconquista se desempeñó como administrador parroquial del Sagrado Corazón en Villa Ana, Santa Fe (2003-2004), vicario parroquial de la Inmaculada Concepción de Villa Ocampo (2005-2006) y párroco de Nuestra Señora del Huerto de Malabrigo, Santa Fe (2007-2009).

En el 2012 obtuvo el título en teología bíblica en la Universidad Pontificia San Tommaso (Angelicum), en Roma.

Al regresar a su país fue nombrado párroco de Nuestra Señora de la Merced de Avellaneda, Santa Fe. El 4 de mayo del 2013 fue elegido administrador diocesano de Reconquista.