Madrid. En un acto de conciliación, la empresa donde laboraba Daniel Jiménez, un portador de VIH, reconoció este martes 12 de enero haberlo despedido injustificadamente luego de que les diera la noticia de ser ‘seropositivo’.

Dos horas después de haber comunicado a su jefa que había contraído VIH (Virus de Inmunodeficiencia Adquirida) y de que ella le hubiera brindado su apoyo mientras lo tenía enfrente, esta le envío un SMS donde argumentaba que no se podía arriesgar a mantenerlo en el puesto.

“Siento mucho lo que te ocurre pero no me parece justo que no me lo hayas comunicado antes de contratarte. Tengo un negocio de restaurante y, al menos, me podías haber contado esto. No me puedo arriesgar”.

Por supuesto, el joven denunció el hecho en redes sociales, donde recibió miles de muestras de apoyo. Sin embargo, el bar ‘Mokäi’, donde trabajaba, lo negó todo, argumentando que Daniel simplemente no había pasado el proceso de selección y que su enfermedad no había tenido nada que ver con la decisión de la jefa.

También podría interesarte  21 refugiados muertos en ataque

david jimenez imagina mas

No obstante, cuando se publicaron capturas de los mensajes de texto, al local no le quedó de otra más que admitir, según su criterio, que el muchacho no estaba en las mejores condiciones para cumplir con su labor.

El caso llegó a los tribunales y los jueces actuaron a favor de la víctima, por su parte, la ONG ‘Imagina Más’ incluyó a Jiménez en el video oficial de la campa “Ponte en mi piel”, destinada a crear conciencia en la población sobre las situaciones que enfrentan las personas con VIH.

http://www.sdpnoticias.com/