Canadá es uno de los países más peculiares de América ya que no ocurren cosas con frecuencia, sin embargo sucesos como este hacen más divertido al país.

Y es que en la ciudad de Ontario una mujer que manejaba en medio de la noche llena de neblina, activó las indicaciones de su GPS para que la dirigieran a su casa, sin embargo, su sorpresa fue grande cuando notó que ya se encontraba sumergida en un lago, debido a las direcciones que decidió tomar.

Afortunadamente no pasó a mayores y la conductora junto con su hija lograron salir por la ventana antes de que el agua cubriera completamente su auto. Las autoridades locales informaron que nadie resultó con problemas y que solo la conductora se encontraba avergonzada por lo sucedido.

También podría interesarte  Seguimiento a acuerdos con Canadá

No es la primera vez que sucede algo similar por utilizar el GPS, en Australia turistas japoneses terminaron dirigidos hacía el océano y en Seattle una mujer llevó su camioneta al lago.

Sin duda, la utilización del GPS no siempre sirve para redireccionarte en caso de tráfico o llevarte a lugares que no conoces.

lasillarota.com