Pradeep Sharma, un hombre indio de 25 años, confesó ante la policía de Nueva Deli haber asesinado a su mujer para después bañarla y tener relaciones sexuales con el cadáver.

Monika, de 23 años, murió a causa de los tres ladrillazos que recibió en la cabeza a manos de su pareja luego de haber discutido acaloradamente con este mientras estaban en estado de ebriedad.

Cuando ella le reclamaba a Pradeep por haber arruinado su vida, pues su situación económica era precaria, él la sometió y la golpeó, pese a las súplicas de la mujer. Terminó por quitarle la vida.

“Después limpié su cuerpo en la bañera, lo llevé a la cama, le hice el amor, le pedí perdón y dormí junto a ella hasta las 10 de la mañana que me desperté al día siguiente”, declaró el joven.

También podría interesarte  Hallan dos cadáveres en distintos puntos de la ciudad

Además, huyó con el cuerpo por cinco días hasta que las autoridades dieron con él. Ahora enfrenta cargos de violencia familiar y asesinato.

sdpnoticias.com