El vuelo DL138 salió de Detroit con dirección a Ámsterdam, pero tuvo que aterrizar de emergencia en Manchester luego de reportes que indicaban que había humo en la cabina.

La tableta se rompió debajo de un asiento en primera clase, se sobrecalentó y empezó a humear. El avión que tuvo que hacer el aterrizaje de emergencia fue un Boeing 767-400.

Probablemente la tableta fue olvidada por un pasajero que estuvo en el avión en un vuelo previo, porque ninguno de los pasajeros del vuelo que aterrizó de emergencia en Manchester reportó como suyo el dispositivo.

El asiento fue reemplazado mientras estaba en el aeropuerto de Manchester; luego de 3 horas de retraso, el Boeing 767-400 voló a su destino en Holanda.

También podría interesarte  Avión militar de EEUU se estrella

Un portavoz de Delta Airlines habló sobre lo ocurrido: “La aeronave aterrizó sin problemas y personal de mantenimiento de Delta rápidamente encontró la fuente donde provenía el humo”.

“El vuelo llegó a Ámsterdam a las 14:55 h. El dispositivo en cuestión cayó debajó del asiento y se rompió, lo que causó que saliera humo de él”, indicó.

Un portavoz de Samsung aclaró que en este caso no se trató del Galaxy Note 7, un celular que ha tenido muchos problemas con las baterías incendiándose.

noticiasmvs.com