En Japón, un niño se llevó una desagradable sorpresa la querer degustar su sopa de ramen que no podrá olvidar fácilmente.

Para su sorpresa  del menor encontró flotando un trozo de un dedo pulgar humano cubierto parcialmente por una uña, entre 7 y 8 milímetros de longitud y uno de ancho, en su sopa de ramen cuando se disponía a comer  en el restaurante de Shizuoka.

Tras investigar el caso, se supo que dos días antes del suceso una empleada del restaurante se cortó el dedo pulgar de la mano izquierda mientras cortaba carne de cerdo con ayuda de una máquina.

Ante la situación, el establecimiento pidió disculpas a los clientes y prometió tomar las medidas necesarias para evitar que se produzca algo similar en el futuro.

También podría interesarte  Publican imagen de una Barbie de talla grande

noticiasmvs.com
Foto:Ilustrativa