El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que en estos momentos ya se está diseñando el muro que pretende construir en la frontera sur de su país, que colinda con México, con el que pretende detener el flujo de inmigrantes indocumentados y de drogas.

“El muro se está diseñando ahora mismo”, declaró Trump durante una reunión con los alguaciles de Condados de los distintos estados de la Unión Americana.

“No bromeo cuando hablo de construir el muro en la frontera”, reiteró y les aseguró que el 80% de los crímenes en Estados Unidos están relacionados al problema del tráfico y venta de drogas que entran por la frontera sur.

“Vamos a parar la frontera, la vamos a parar, no vamos permitir que las drogas se sigan colando por la frontera como siempre ha ocurrido”, destacó el presidente de Estados Unidos.

El anuncio de que ya se está diseñando el muro fronterizo coincide con la visita que realiza a Washington el canciller mexicano Luis Videgaray Caso.

En su encuentro con Rex Tillerson, secretario de Estado, y el general John Kelly, secretario de Seguridad Interior, el canciller mexicano precisamente hablará del tema del muro, las deportaciones de mexicanos y el combate al tráfico de enervantes.

La edificación del muro que quiere Trump en la frontera es un tema de disputa y contención entre los gobiernos de México y Estados Unidos, sobre todo porque el presidente estadunidense afirma que lograra que su proyecto de amurallar la zona limítrofe sea sufragado por los mexicanos.

“Estamos comprometidos a asegurar nuestras fronteras, a reducir el crimen, las drogas ilegales y el tráfico de personas”, matizó Trump, quien en una entrevista con la cadena de televisión Fox News afirmó que ofreció al gobierno de Enrique Peña Nieto la intervención del Pentágono para desmantelar a los cárteles del narcotráfico.

También podría interesarte  Sonda Cassini se adentra en los anillos de Saturno

En términos de la construcción del muro fronterizo, el presidente de Estados Unidos aseguró que no tiene otra alternativa más que materializar el proyecto.

El gobierno federal de Estados Unidos calcula que el proyecto del muro en la frontera con México tendría un costo de por lo menos 16 mil millones de dólares.

Por su parte, el gobierno mexicano sostiene que no pagará la construcción del muro, como lo quiere Trump.

Esta semana, en el Congreso federal estadunidense se formuló una propuesta de proyecto de ley, que de llevarse a cabo impondría un impuestos de 2% a las remesas migratorias que se envían de Estados Unidos a México.

Con ese impuesto a las remesas, en el Capitolio calculan que recaudarían unos mil millones de dólares por año, fondos destinados al financiamiento de la muralla limítrofe.

“Vamos a construir una hermosa barda, comenzaremos muy pronto”, subrayó el presidente de Estados Unidos.

Trump manifestó a los alguaciles de los condados de su país su disposición de trabajar con ellos para contener la criminalidad y el trasiego y venta de drogas, achacada a las pandillas y apuntó que como parte de la lucha contra las drogas se invertirá más en contener la epidemia del consumo de heroína y de opiáceos.

proceso.com.mx