Furgoneta atropelló a multitud en el puente de Londres y después fueron los tres responsables al mercado de Borough, donde apuñalaron a tres personas antes de caer abatidos.

En total afirman que fueron siete muertos y más de veinte heridos entre ambos atentados este 3 de junio en Londres.

Es por ello que el medio internacional El País denominó en artículo de opinión el suceso como “Un poco más de miedo”.

“El nuevo fenómeno de los apuñalamientos expande el abanico de riesgos y a la vez sugiere que la labor policial de prevención dificulta el acceso a armas de fuego y explosivos”, agrega el diario español.

John Carlin narra en su artículo para El País que “De repente da un poco más de miedo vivir en Londres. La parte racional de mi cerebro me dice que, estadísticamente hablando, uno tendría que tener una extraordinaria mala suerte para caer víctima de un atentado como el del sábado por la noche en el Puente de Londres y en el cercano Borough Market”.

Agregó que “tras la masacre de Manchester (22 muertos en concierto de Ariana Grande) hace dos semanas, murieron seis personas más, hubo al menos 48 heridos y con el nuevo fenómeno de los apuñalamientos terroristas se expande el abanico de posibilidades mortales para nosotros los ciudadanos de Londres y, se supone, para los de otras ciudades europeas aún no tan acostumbradas a vivir bajo la sombra del terror como los habitantes de Medio Oriente”.

También podría interesarte  Elogian política de Tolerancia Cero en la frontera

Asimismo comenta John Carlin que no hay consuelo para las víctimas y señala que en este caso los yihadistas no tuvieron bombas o armas de fuego.

“Que se hubiesen vistos obligados a recurrir a vehículos y a cuchillos para matar indica un punto de relativa impotencia y desesperación, da razones para pensar que el trabajo preventivo de la policía británica y los servicios de inteligencia algún fruto ha dado. O al menos, en lo que amenaza con ser un verano de un más miedo en Londres de lo habitual, eso es lo que quiero y necesito pensar”, concluye el escritor.

tiempo.com.mx